Bautismo de Bucear (inmersion buceo) en la Isla de Pascua

Explore la parte inferior del mar por primera vez con este bautismo submarino en la isla de Pascua, cuyo agua cristalina en el Océano Pacífico es perfecta para esta experiencia inolvidable.

Precio

El precio de esta actividad es de 153,10 €.

*Precio puede variar según disponibilidad y fecha.

Idioma del Guía y Tiempo de la Actividad

Español

Playa secreta en los islotes de tiganakia, lipsi – dodecaneso

Buceo en la Isla de PascuaLa principal atracción para los buceadores es la Isla de Pascua, situada a 2.300 millas de la costa. La isla descansa sobre una amplia cresta volcánica submarina que alberga 144 especies de algas y 111 especies de peces tropicales y pelágicos. Seis especies de corales crecen en aguas poco profundas alrededor de la isla, aunque no hay arrecifes de coral.

Aproximadamente una quinta parte de la flora y fauna marina es endémica. La visibilidad en estos mares de cobalto puede superar los 120 pies. Los lectores de Undercurrent parecen estar de acuerdo en que la Isla de Pascua ofrece una experiencia de buceo única, aunque limitada. A excepción de algunos lugares espectaculares en los islotes de Motu Nui, frente a la costa suroeste de la isla, la vida de los peces es escasa y los corales son monótonos. Los operadores locales mantienen el buceo seguro para los principiantes, y combinan inmersiones matutinas de dos tanques con excursiones arqueológicas por la tarde para ver las famosas estatuas de piedra de la isla, conocidas como moai, además de otros lugares históricos.    El mejor lugar de la zona es Rapa Nui. Las temperaturas del agua subtropical de la isla de Pascua alcanzan una media de 70°F, con las aguas más cálidas (72°F) de septiembre a febrero.    La temperatura del aire oscila entre los 68°F en los meses de verano y los 79°F en invierno.    Las condiciones facilitan el buceo en invierno, pero las aguas agitadas pueden limitar las opciones de sitios de buceo en verano.

Húmedo

Moai en la Isla de Pascua, imagen: kiakoetour.cl La Isla de Pascua, Rapa Nui en lengua nativa, o Isla de Pascua en español, es un Patrimonio de la Humanidad y Territorio Especial de Chile, perteneciente a la Región de Valparaíso. Su superficie es de 163,6 Km2. y constituye la isla más oriental de la Polinesia, en Oceanía. Se encuentra a 2.191 millas del punto más cercano de Sudamérica, su población alcanza algo más de 5.000 habitantes, concentrados principalmente en Hanga Roa, la capital.

Si de vistas impresionantes se trata, ésta es la número uno de la isla y una de las principales del mundo. Se encuentra en el extremo suroeste de la Isla de Pascua, junto con el Maunga Terevaka y el Poike (Paukatike) son los 3 volcanes principales (de más de 70) cuyas erupciones hace millones de años dieron lugar a la isla y a su forma triangular. La depresión interior tiene un diámetro de 1,5 km. de largo con un pequeño lago en su interior que es una de las tres fuentes de agua dulce de la isla. Cerca de la cima del volcán, en su extremo occidental, se encuentra la aldea de Orongo, restos reconstruidos de un poblado de 53 casas de piedra laja que tuvo gran importancia por el culto al dios Make-Make, creador de la Humanidad y la competencia Tangata Manu (Hombre Pájaro). La aldea estaba habitada por sacerdotes y sólo durante la temporada ceremonial. El rito consistía en que el mejor representante de cada tribu competía por conseguir el primer huevo del ave migratoria llamada Manutara que anidaba en el islote de Motu Nui. Cada participante debía nadar hasta el islote, encontrar un huevo, nadar de vuelta y escalar los acantilados con el huevo intacto y, una vez en Orongo, entregárselo al Rey. El ganador de la carrera y su familia disfrutaban de un gran poder, que duraba todo un año. La última competición del Tangata Manu se celebró en 1866.

Cristianismo

Nuestro centro de buceo lleva el nombre de MIKE RAPU, nuestro fundador. Mike nació y creció en la isla donde se convirtió en un gran buzo apnea y experto cazador submarino. En 1989 estableció su centro de buceo en la caleta de Hanga Roa convirtiéndose en el centro de buceo más importante de la isla y uno de los más reconocidos de Chile.

Nuestro centro de buceo lleva el nombre de MIKE RAPU, nuestro fundador. Mike nació y creció en la isla donde se convirtió en un gran buzo apnea y experto cazador submarino. En 1989 estableció su centro de buceo en la caleta de Hanga Roa convirtiéndose en el centro de buceo más importante de la isla y uno de los más reconocidos de Chile.

Después de varios éxitos deportivos como: Vicecampeón de caza submarina en el Open de la isla de Raiatea en la Polinesia Francesa, Vicecampeón de caza submarina en Isla de Pascua, Seleccionado chileno de caza submarina para el Mundial de Croacia, Récord Nacional de apnea en modalidad de peso constante , donde descendió a 61 metros de profundidad. Batió el récord sudamericano de apnea en el año 2000 descendiendo a pulmón libre a 71 metros de profundidad, con 3 minutos y 48 segundos bajo el mar. Participa en el campeonato mundial de caza submarina celebrado en Papeete-Tahití. Ese mismo año es elegido «Mejor Deportista Nacional» en el área de deportes subacuáticos por el Círculo de Periodistas Deportivos de Chile y viaja a entrenar a Cuba con la gran maestra de la apnea de profundidad Deborah Andollo. En La Habana, Mike rompe su propio récord mientras se entrena, descendiendo esta vez a 79 metros de profundidad.

Vídeos en los que estoy

Jacques-Yves Cousteau, AC (/kuːˈstoʊ/, también UK: /ˈkuːstoʊ/, francés:  [ʒak iv kusto]; 11 de junio de 1910 – 25 de junio de 1997)[1] fue un oficial naval francés, explorador, conservacionista, cineasta, innovador, científico, fotógrafo, autor e investigador que estudió el mar y todas las formas de vida en el agua. Desarrolló el Aqua-Lung, fue pionero en la conservación marina y miembro de la Academia Francesa.

Cousteau describió sus investigaciones sobre el mundo submarino en una serie de libros, siendo quizás el más exitoso su primera obra, El mundo silencioso: A Story of Undersea Discovery and Adventure, publicado en 1953. Cousteau también dirigió películas, sobre todo El mundo silencioso, la adaptación documental de su libro, que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1956. Fue la única persona que ganó una Palma de Oro por un documental hasta que Michael Moore ganó el premio en 2004 por Fahrenheit 9/11.

En Toulon, donde prestaba servicio en el Condorcet, Cousteau realizó sus primeros experimentos subacuáticos, gracias a su amigo Philippe Tailliez, que en 1936 le prestó unas gafas subacuáticas Fernez, predecesoras de las modernas gafas de natación[1]. Cousteau también perteneció al servicio de información de la Marina francesa, y fue enviado en misiones a Shangai y Japón (1935-1938) y en la URSS (1939)[cita requerida].