Descenso del río Cares

Pruebe sus habilidades con remo al realizar el descenso del río Care. Un camino más sorprendente en el que descubrirás increíbles paisajes.

Precio

El precio de esta actividad es de 40 €.

*Precio puede variar según disponibilidad y fecha.

Idioma del Guía y Tiempo de la Actividad

Español

geología de los picos de europa

La actividad de piragüismo se realiza en el río Deva y el río Cares, 2 de los principales ríos de Picos de Europa. El descenso habitual que realizamos es el tramo bajo de los mismos que discurre desde la confluencia de estos dos ríos en la localidad de Panes.

El descenso discurre por el tramo que se realiza en la mítica competición «Bajada del río Deva» de aproximadamente 12 kilómetros, entre las localidades de Panes (Asturias) y Unquera (Cantabria). El Deva es el segundo río con más descensos en canoa después del mítico Sella.

La confluencia del Cares y el Deva en Panes en el tramo medio del río provoca un buen caudal en el río y por tanto suficiente corriente para poder realizar el descenso para afrontar el descenso de la mayor parte del recorrido sin mucho esfuerzo y sin tener que bajar de él para navegar.

Garantizamos los mejores precios¡ Si encuentra un precio más bajo para la misma excursión o actividad ofrecida por el mismo operador dentro de las 72 horas siguientes a la reserva, envíenos los detalles y le devolveremos la diferencia de precio¡ Nuestra garantía de precio bajo cubre las tarifas minoristas y de prepago disponibles para el público en general. No incluye los descuentos que pueda recibir de terceras organizaciones, ni las ofertas especiales realizadas como parte de un programa de socios, descuento corporativo, oferta diaria, grupo o programa de recompensa.

wikipedia

El río Cares es uno de los símbolos de la bravura de estas tierras. Su profundo e impresionante cauce se abre paso desde Valdeón entre las poderosas e inmensas moles calcáreas de los Macizos Central y Occidental de los Picos de Europa, dejando entre sus altas montañas un enorme pero estrecho corte conocido como la «Garganta del Cares» o «Garganta Divina», que llega a superar los 2000 metros de desnivel entre su cauce y las más altas cumbres de los Picos de Europa. Bajo estos farayones pétreos y sobre el río, un sendero tallado en la roca recorre toda la garganta del Cares, formando una de las rutas de senderismo más clásicas de la península ibérica.

Además de espectaculares paisajes y singularidades botánicas y geológicas, con las que se ha ganado el sobrenombre de: «La Divina Garganta del Cares». , en ella se pueden ver interesantes recursos culturales e históricos como la necrópolis de Barrejo, el Chorco de los Lobos, o la Ermita de Corona, esta última situada en el lugar donde se presume que fue coronado Don Pelayo.

comentarios

El sendero se construyó para que los trabajadores pudieran mantener el canal y transportar suministros por el desfiladero. A veces el sendero está justo al lado del canal, pero otras veces el canal está muy por debajo o se desvanece en un túnel excavado en las montañas.

En algunos lugares, el sendero es poco más que una muesca cortada en el acantilado; en otros, los constructores del sendero tallaron túneles con ventanas cortadas en la roca para dejar entrar la luz, como el Windows Walkway del desfiladero de Karangahake en Nueva Zelanda (un sendero histórico construido para los mineros del oro a finales del siglo XIX).

El desfiladero en sí es intensamente verde y vertiginosamente empinado. A medida que se asciende a su parte superior, se vuelve cada vez más espectacular; cuando se acerca a Caín, el pueblo que marca el punto final del recorrido, la distancia desde el río Cares que gorjea en el fondo del desfiladero hasta los picos de piedra caliza de la cima es de aproximadamente 1,5 km. El río está tan abajo que fluye a través de un microclima húmedo y helecho que rara vez toca el sol.

La Ruta del Cares tiene una longitud de entre 11 y 15 km, dependiendo de a quién se crea. Se tarda unas tres horas en cada trayecto, pero hay que dejar más tiempo para almorzar y contemplar el paisaje.

wikipedia

El descenso del río Cares-Deva en una canoa de dos plazas permite disfrutar de un viaje de impresionante belleza, en un entorno conservado, como lo era hace más de 200 años, cuando era el principal método de transporte.

Los pequeños rápidos permiten al navegante aprovechar el remanso para disfrutar del maravilloso entorno. Podemos experimentar la extraña sensación de tener el punto de vista desde la superficie del agua. Sin necesidad de tener conocimientos previos se puede disfrutar de una nueva aventura en una canoa conducida por usted y su guía. Sólo hay que seguir unas sencillas instrucciones dadas por los monitores para poder utilizar la canoa a la perfección.

Cada participante se equipará con un traje de neopreno (hasta el 30 de junio) y un chaleco salvavidas. El descenso se realizará en canoas muy seguras y estables, para dos pasajeros y con el uso de remos compuestos por dos hojas para su impulsión. El grupo será guiado por un monitor supervisor y un monitor asistente por cada 10/12 participantes, que estarán siempre en contacto con un tercer monitor en tierra.