➽ Avistamiento de oso pardo cantábrico en Asturias

Cruzar el Parque Natural de Somiedo y Avista con esta excursión de Pula de Somiedo. Conocerás las peculiaridades de este tipo, y vivirás un día en medio de la naturaleza de Asturias.

Precio

El precio de esta actividad es de 40 €.

*Precio puede variar según disponibilidad y fecha.

Idioma del Guía y Tiempo de la Actividad

Español

vegetta777

AVISTAMIENTO DE OSO PARDO CANTABRIA La población de oso pardo cantábrico (Ursus arctos) en Asturias se ha triplicado en las últimas décadas. Osos adultos con crías y grandes machos son avistados cada año en las montañas cantábricas, donde conviven con otras especies características de los bosques caducifolios europeos como el ciervo (Cervus elaphus) o el lobo (Canis lupus). Buscar osos pardos con tu guía es la mejor manera de conocer este patrimonio natural, y ver a estos animales salvajes campar a sus anchas puede ser una experiencia inolvidable. Imprescindible en su próxima visita a Asturias. ¿Preparado para venir?

La actividad de Avistamiento de Oso Pardo Cantábrico se desarrolla íntegramente dentro del Parque Natural de Somiedo, y comienza en el Centro de Interpretación y Oficina de Turismo. ¡Ya tenemos guía! Con los recursos didácticos del Centro de Interpretación conoceremos la normativa y la zonificación del espacio protegido y, antes de salir a la montaña, recordaremos nociones de seguridad y sostenibilidad.

¡Nos vamos a explorar! Dependiendo de las condiciones meteorológicas y del comportamiento de los animales, nos dirigiremos a diferentes miradores para identificar el hábitat del oso pardo, e intentaremos avistar a los animales. Tras instalarnos en el puesto de espera, buscamos activamente a los animales con el telescopio mientras nuestro guía nos cuenta la historia natural de estos valles. La búsqueda dura hasta el atardecer, cuando la actividad termina, pero para entonces, ¡quizás ya hayamos visto a los osos!

treparriscos alimentándose (tichodroma muraria) pajarina

Conoce a los osos pardos cantábricos con esta excursión por las montañas de Asturias desde Avilés. Pasarás un día en pleno contacto con la naturaleza mientras un guía te enseña las peculiaridades de esta especie.

Conoce a los osos pardos cantábricos con esta excursión por los montes de Asturias desde Avilés. Pasarás un día en pleno contacto con la naturaleza mientras un guía te muestra las peculiaridades de esta especie.

Desde la salida de Avilés, empezaremos a conocer todas las características de esta especie protegida gracias a los conocimientos del guía, que nos contará todo sobre el oso pardo cantábrico, una de las subespecies de oso pardo más pequeñas del mundo.

Avistamiento de oso pardo cantábrico en asturias 2022

Un viaje de un día en busca y aprendizaje de la ecología de los osos pardos cantábricos (Ursus arctos) en la parte occidental de la Cordillera Cantábrica. Casi extinta en los años 80, esta población aislada de oso pardo del sur de Europa se está recuperando ligeramente. Al amanecer y al atardecer, buscaremos osos con telescopios (mayo-junio y agosto-septiembre).

Pasaremos un día completo siguiendo la vida del oso pardo, descubriendo su hábitat, comprendiendo sus amenazas y problemas de conservación. En definitiva, conoceremos el mundo del oso pardo y la relación de este gran carnívoro con los humanos que habitan los mismos municipios. Visitaremos un cortín (construcciones tradicionales de piedra construidas para proteger las colmenas de los osos) y «bosques de ensueño». Con un poco de suerte, veremos a este magnífico animal salvaje en su entorno natural, al que nos acercaremos con el máximo respeto y sin interferir en el comportamiento de los animales.Utilizamos material óptico para observar de ladera a ladera, a distancias entre 600 y 1500 metros con el objetivo de que los animales no detecten nuestra presencia. Nuestros puntos de observación serán carreteras, miradores y/o caminos de tierra autorizados, una actividad cómoda en la que apenas caminaremos.

Avistamiento de oso pardo cantábrico en asturias del momento

Me dolían los ojos. Bajé los prismáticos para devolverles algo de vida y reanudé la vigilancia. La observación de la fauna, reflexioné, a veces implica mirar durante mucho tiempo a la nada mientras se espera, en vano, algo. Pero con el experto guía Fernando Ballesteros a mi lado haciendo lo mismo, estaba decidido a que no me pillaran dormido.

La «nada» que escudriñaba era, para ser justos, la gloriosa vista del amanecer de las montañas del norte de España, y el «algo» que buscábamos en las escarpadas laderas era un oso pardo salvaje. Las probabilidades de avistamiento eran difíciles de calcular. Aquí, en el Parque Natural de Fuentes del Narcea, nos encontramos en plena zona de osos y el mirador de la carretera es un punto de observación de renombre. Además, era la época de mayor actividad: el comienzo del otoño suele llevar a los animales a las laderas más altas en busca de arándanos. Pero había sido un mal año para los arándanos, explicó Fernando, y todavía podían estar en el bosque, consumiendo las últimas avellanas de la temporada.

En cualquier caso, era una buena mañana de otoño y la primera luz estaba dibujando el panorama, desde las altas almenas de piedra caliza, bajando por las laderas de brezo hasta los oscuros valles boscosos. Al ojear el horizonte, también se veían antenas de radio lejanas, un teleférico y lo que Fernando me dijo que era una antigua mina de carbón: recordatorios de que éste también es un paisaje humano.